20 Consejos para empezar el adiestramiento canino

20 Consejos para empezar el adiestramiento canino

Los consejos que doy a continuación son pensados para una sana convivencia de tu perro/s en el hogar.

Por supuesto, tu aplicarás los que consideres necesarios, los que creas que te afecten o puedan llegar a hacerlo a futuro, sobre todo cuando tu perro aún es cachorro.

Es muy importante que pongas en práctica los consejos dados, esto con el fin de que tengas un perro equilibrado y seas de esos dueños que disfrutan sus perros, no de los que los padecen.

Debo decirte que la mayoría de los problemas de los perros se originan en el hogar por el mal manejo de las emociones de estos por parte de sus dueños, así que si pones en práctica los consejos, te evitarás muchos dolores de cabeza, destrozos, daños y problemas de comportamiento difíciles de tratar (Con etólogos, pero te costará de 2 a 3 veces más por sesión).

Recuerda, si consideras que necesitas ayuda extra, podemos ofrecerte clases de adiestramiento canino en Bogotá (Norte).

Para terminar esta breve introducción, puedes elegir entre leer el artículo completo o escucharlo todo en el siguiente audio.

Tabla de Contenidos

1. Cuando llegas a tu hogar y tú perro sale descontrolado a saludarte, ignóralo

Situación

En el momento que estás llegando a tu casa, tu perro lo sabe (La hora, sonido del carro, pito, llaves, timbre, etc), y desde ese momento se empieza a emocionar. En el momento que abres, o te abren la puerta, tu perro sale muy emocionado a saludarte. Pueden pasar algunas o todas las situaciones que voy a nombrar: chilla, ladra, te salta encima, pone las patas sobre ti, se orina (Cachorros más que todo), corre, prácticamente se vuelve loco; y lo qué sueles hacer es consentirlo, felicitarlo, hablarle, besarle y en algunos casos dramatizar, como si no lo hubieras visto en semanas, meses o años.

Consejo

Es completamente normal que al llegar a casa queramos saludar a nuestro perro, lo que está mal es reforzar el comportamiento ansioso y descontrolado. Lo que debes hacer es esperar a que se calme (Es obvio que no se calmará totalmente), ignorarlo hasta que deje de saltar, de ladrar, chillar, correr o todo tipo de acciones que consideres molestas o que pueden molestar a otras personas que en algún momento vayan a tu casa a visitarte. Luego de ello, espera a que se aproxime a ti moviendo la cola, echándose al piso u otro tipo de comportamiento controlado, ahí si lo saludas y consientes, de esta forma lo reforzarás y le darás a entender que eso es lo que quieres de él.

Razones

  • Razas medianas, y sobre todo grandes, de la emoción, pueden saltar y hasta poner sus patas sobre la persona, ensuciándole, empujándola y tirándola al suelo, lo que puede resultar en contusiones, objetos dañados que llevabas en las manos, niños en brazos, personas de la tercera edad, en muletas o diversos tipos de accidentes. Recuerda, no solo te puede pasar a ti, de la misma manera podría pasar con las visitas, así que es mejor tener un perro controlado
  • Razas pequeñas, no te botaran al piso, pero si pueden orinarse, saltar, correr, chillar y ladrar por bastante tiempo, básicamente por pura ansiedad y por demandar atención

2. Cuando sales de tu hogar y dejas a tu perro, solo o acompañado, no dramatices

Situación

Debes salir de tu casa, sola o en compañía de tu familia, y por el lugar al que vas no puede llevar a tu perro. Cuando vas a salir sigues determinado patrón o ritual y tu perro lo aprende con el tiempo, lo que es normal. Lo que no está bien es que te despidas demasiado, lo consientas y le hables como si no lo fueras a ver en muchísimo tiempo. Eso solo le causará depresión y lo que llaman “estrés por separación”. Mientras tu y los tuyos están haciendo sus cosas, el perro estará solo en la casa lamentándose, haciendo daños, ladrando, entre un largo etcétera. Ahora, si tienes un cachorro y no se ha comportado mal en tu ausencia, ya sabes que no debes hacer.

Consejo

Cuando vayas a salir, despídete de la forma más sencilla que puedas, sin exagerar, dándole a entender a tu perro que pronto volverás, así te demores. Algo que también ayuda, para casos donde el perro tiene “estrés por separación”, es que hagas el ritual normal de salida pero una hora antes, de esta manera sorprendes a tu perro por qué no te irás sino bastante tiempo después, igual que antes, una corta despedida y sin dramatizar. Una variación del anterior es salir un momento, y luego volver, pondrías en práctica el paso número 1 y 2, aquí citados.

Razones

  • Cuando dramatizas la despedida, le transmites esa emoción al perro y se deprime, y mientras tu estarás ocupada haciendo una actividad y pensando en otras cosas, tu perro solo estará pensando en que vuelvas
  • Tu perro puede volverse destructor, hacer todo tipo de daños, ladrar hasta que vuelvas (Incomodando a los vecinos), en conclusión no la pasará bien
  • Cada vez que salgas, pensarás automáticamente en que te vas a encontrar cuando llegues a tu hogar

3. Cuando llamas a tu perro, es para que venga hacia ti, no para regañarlo

Situación

Por la razón que sea, necesitas a tu perro, así que lo llamas. El problema es que también lo haces para regañarle, como se hace con las personas, lo que está mal.

Consejo

Cuando llamas a tu perro por su nombre, debe ser para algo positivo, sea servirle la comida, consentirlo, hablarle en buen tono, jugar, salir o lo que necesites hacer con el. Si vas a regañarle, no utilices el nombre, dile lo que necesitas decirle pero nada de utilizar el nombre.

Razones

  • El nombre debes asociarlo con algo positivo, un tiempo de recompensa o premio, para que tu perro vaya con gusto a donde estás
  • Si lo llamas con tono de regaño, por supuesto no va a querer ir, son obvias las razones
  • Más que en el hogar, en la calle, la mayoría de las veces el perro no acude al llamado porque no sabe si lo van a felicitar o lo van a regañar

4. Tu perro no debe estar en la cocina, es el peor sitio de todos

Situación

Cuando un perro llega a un hogar, suelen ubicar su comida y el agua, entre otras cosas, en la cocina. Si es por la manera en que está construida la casa o el apartamento, y no hay otra forma de hacerlo, entonces colocarlas allí, pero si puedes colocarlas en otro lugar, mejor. Debido a que los perros están acostumbrados a estar en la cocina, aprenden malas costumbres, como hurgar en la basura, comer todo lo que caiga al piso, en razas medianas o grandes poner las patas sobre el mesón o saltar para robar la comida que esté servida, entre otras cosas más.

Consejo

Ubica la comida y el agua, si se puede claro está, en un lugar alejado de la cocina. Seguido de ello, no permitas que ingrese, o si lo hace, debes sacarlo. También, mantén la puerta de la cocina cerrada.

Razones

  • Tu perro, como bien sabes, se acuesta en distintas superficies y cada tanto se sacude. Adivina dónde va a caer el polvo y los pelos cuando lo haga dentro de la cocina?
  • Se acostumbra a hurgar en la basura, en los casos donde está la caneca a su alcance, haciendo reguero y ganándose un problema digestivo, que en algunos casos no pase a mayores, y en otros, toque llevarlo al veterinario
  • En el caso que sea de raza mediana o grande, puede llegar fácilmente a la comida, que además de ser molesto, también se puede intoxicar, porque hay cosas que podemos comerlos humanos y que los perro no porque les hace daño
  • Puede ocurrir un accidente en la cocina, desde que ponga sus patas cerca a un fogón caliente, o, la persona que esté cocinando lo pise y se enrede y se queme y/o lo queme

5. Si debes regañar a tu perro, que sea en el momento, después no servirá

Situación

Cuando un perro es demasiado inquieto y/o hace daños, en parte puede ser por su temprana edad, o porque no tiene algo que hacer, un buen juguete con el que distraerse, esté estresado, mucha energía acumulada, o por estrés por separación, hará daños. Es habitual, que tiempo después que el daño está hecho, uno o varios de sus dueños lo regañen, y creen que el perro entendió, por la manera en que cambia su cara, como se acomode o cómo camina. La verdad, el perro entiende que están molestos con él, pero no entiende porqué.

Consejo

Si vas a regañar a tu perro, además de no utilizar el nombre, debe ser en el momento que está haciendo algo que no desees, de lo contrario no servirá porque no entenderá que hizo mal y se repetirá el problema. En el adiestramiento canino se maneja la inmediatez, lo que quiere decir que se debe premiar en el momento exacto, si lo hacemos antes o después, puede entender algo totalmente distinto.

Razones

  • Si no lo regañas en el momento, no entenderá que hizo mal
  • Cuando lo regañas después de pasado el tiempo, puede asociar que lo último que hizo, que no tiene nada que ver, estuvo mal

6. Cuando hagas algo con tu perro, sea juego o ejercicio, que sea uno por vez, si no lo volverás disperso

Situación

Deseas jugar con tu perro, tu o cualquier otro miembro de tu familia o amigos, y sacan todos los juguetes que hay por ahí, y juegan un momento con uno, luego con otro, y así sucesivamente hasta que el perro se aburra, pare de jugar o se vaya. Esto pasa dentro del hogar pero más que todo fuera de este, y también aplica para otras actividades como sea jugar con una pelota, un frisbee, salir a correr, etc.

Consejo

Debes jugarle una sola cosa por vez, o si es con juguetes, uno solo, y guardar los otros. No importa que el juego dure 5 minutos o menos, lo que importa es que se acostumbre a concentrarse en una sola cosa o actividad por vez, esto le permitirá aprender muchas cosas porqué estará enfocado en algo y no disperso.

Razones

  • Un perro disperso, sin importar la raza, difícilmente aprenderá a hacer algo o a seguir órdenes, porqué no está acostumbrado a estar concentrado en una sola cosa o situación, sino en muchas a la vez y todas a medias o mal
  • Para el adiestramiento es clave la atención y la concentración prolongada. Para ello se trabaja el perro con diversos ejercicios y se le enseña al dueño para que los practique

7. Ojo con los juguetes, pueden ser una herramienta de aprendizaje positiva para el adiestramiento, o una escuela para volverse destructivos

Situación

Sea que compres o te regalen un perro, de las primeras cosas que harás será comprarle juguetes. También hay otras ocasiones, como un cumpleaños canino o “shower canino”, donde le regalaron muchas cosas, entre ellas juguetes. Pues bien, muchos de estos, que aparentemente son para perros, parecen más peluches decorativos porque son fáciles de dañar por el perro. A esto se le suma, juguetes que no son para perros pero que son bonitos, entonces se los dan para que se entretenga. Esto lo que le enseñará al perro es a destruir, porque o no son especializados para morder, o se dañan fácil, y empezará a asociar materiales similares y a dañarlos, sea ropa, telas de muebles, zapatos o todo lo que se le parezca a su juguete.

Consejo

Conseguirle juguetes que no tengan nada de tela, nada que puedan dañar o romper. Existen muchos juguetes hechos en un material similar al caucho que por mas que lo muerdan, no lo dañaran. Algunos de ellos, pueden poner comida dentro, así que también sirven para entretener a tu perro, mantenerlo ocupado.

Razones

  • Los perros cuando se cansan, empiezan a morder el juguete sin parar, y si este no es de un material resistente, se dañará y el perro lo partirá en pedazos
  • Cuando un perro rompe un juguete, o mas bien desmembrarlo, se lo puede comer, lo que terminará en complicaciones y habrá que llevarlo al veterinario para extraerle lo que se tragó
  • Tu perro puede asociar el material del juguete que está dañando con materiales similares que estén en tu hogar, de esta manera empezará a dañar todo lo que se le parezca

8. Uno de los propósitos del juego es mejorar el vínculo entre sus dueños y su perro, no el de cansarlo

Situación

Cada vez que el perro tiene mucha energía uno piensa en que debe salir a jugar con el para cansarlo, posiblemente con una bola, palo, frisbee o peor aún, que se vaya a jugar con otros perros, del tal modo que al llegar a casa solo tendrá ganas de llegar a dormir. De todas las anteriores, lo más posible es que se ponga a jugar con otros perros y poco probable que acuda al llamado, así que quién lo haya sacado tendrá que inventarse alguna cosa para poder ponerle la correa. Dejando de lado esto, lo único que le da a entender al perro es que es un dueño aburrido y controlador, por tal motivo prefiere irse a jugar con otros perros. Ahora, si es de los pocos que si le presta atención a su dueño, o dueños, jugará hasta cansarse y dejará cosas botadas por las cuales su dueño tendrá que recogerlas. La tercera opción, jugarle con muchas cosas a la vez, como lo dije antes, solo creará perros dispersos.

Consejo

Además de solo jugarle una cosa por vez, es hacer que el perro lo disfrute, así dure solo 5 minutos, terminar el juego bien y que todavía le queden ganas de jugar. Esto creará escasez en el perro, quedará con ganas de mas, y no saturado, ni dejará cosas botadas. Y para quienes dejan que su perro juegue con los demás, no está mal porque deben socializar, pero deben llevar su juguete favorito y empezar a jugar, que en un principio costará trabajo, si no lo tienen acostumbrado, pero se necesita.

Razones

  • El perro no acude al llamado porque el dueño es aburrido, no le sabe jugar o no juega
  • Pérdida del control de perro luego de quitar la correa
  • Jugarle hasta que no se pueda parar, lo que lo aburre
  • Otros disfrutarán de tu perro, no tu
  • Jugarle muchas cosas a la vez, haciéndolo disperso

9. No le juegues con palos, ni balones, ni pelotas de tenis

Situación

Los 3 juguetes citados en el título son los más utilizados, pero cada uno de ellos tiene sus inconvenientes. Los palos pueden causar accidentes desagradables con tu perro, desde palos afilados que encuentre con los que se pueda cortar, astillas que terminen en su boca o pedazos en el estómago. Los balones de por si no ofrecen peligro alguno, el problema es que si le gustan a tu perro y vas a algún lugar donde estén jugando fútbol, el perro no tendrá problema en meterse a mitad del partido por el balón, creando molestia en algunos jugadores (Recuerda que a todo el mundo no le gustan los perros), reaccionando quizás de una forma agresiva, o si están distraídos en una jugada, al llegar tu perro por el balón, se puede ganar una patada de forma involuntaria. Y con la pelota de tenis es algo similar, desde molestias hasta ganarse un raquetazo involuntario. Adicional, como tiene pelusa, si se la dejas, el perro es posible que se la trague, haciendo que se vuelva destructivo y de paso vomitar por la molestia de esta en la garganta.

Consejo

No jugarle con palos de madera, mejor pensar en juguetes que tengan esa forma pero en otro material, apropiado obviamente para perros. No jugarle, o volver a jugar con balones grandes. Por último, evitar pelotas de tenis con pelusa. Optar por pelotas de caucho, o por las que tienen huecos dentro para rellenarlas de comida.

Razones

  • Los palos pueden tener astillas o pueden aparecer por la mordida del perro, y pueden terminar insertándose en las encías, lengua o cualquier otra parte, creando una molestia y luego infección, así que tendrás que llevarlo al veterinario. Ahora, está el hecho que trague madera y le afecte el estómago o los intestinos, lo que pudiera terminar en operación
  • Tu perro, si le gustan lo balones grandes, puede ser agredido voluntaria o involuntariamente en cualquier partido
  • Las pelotas de tenis con pelusa, además de ensuciarse fácilmente y difíciles de limpiar, inducen al perro a volverse destructor porque motiva al perro a quitarle esa pelusa, que además de tragársela, le puede producir vómito

10. Si no quieres que tu perro coma todo lo que se encuentra en el piso, no le tires comida al suelo

Situación

Esto que es de puro sentido común lo ignora la mayoría de la gente. Si tu perro está acostumbrado a que las cosas que caen al piso son para el, mas que todo de comer, le crearás el hábito de que tu perro sea una aspiradora. Esto no solo pasará en la casa, también en la calle, y sabemos todos los peligros que esto conlleva. En la casa se nos puede caer un medicamento, o en la calle, desde desechos de comida hasta veneno (Todos sabemos que existe gente desalmada).

Consejo

Dale comida directamente en el hocico o sobre su plato de comida, nada de tirarle comida al piso. De esta manera le das a entender que eso es lo que debe comer y que todo lo que cae al piso no es para el.

Razones

  • Todo lo que sea caiga al piso, sea comida, medicamentos o cualquier otro objeto, el perro pensará que le pertenece a él
  • Lo que encuentre en el piso puede dañarlo o tragarlo
  • Cuando hay medicamentos en el piso dentro de la casa, o comida botada en la calle, pasada o envenenada, tu perro la puede comer

11. Cada vez que vayas a comer, no le des comida a tu perro

Situación

Cada vez que comes algo, sea en la sala, en el comedor o en cualquier otro lugar, tu perro no hace más que estar pendiente y pedirte, sea ladrando, saltando o solo observándote, atento para ver en que momento le das de lo que comes o se te cae algo al piso para comerlo. Lo que más suele molestar a la gente es cuando va a comer, por ejemplo, su almuerzo, y el perro empieza a dar vueltas cerca a la mesa, elige a alguien y apoya sus patas sobre las piernas de la persona. El otro problema es que no te respeta ni a ti ni a tu comida. En el momento que te descuides, él se comerá tu comida. Dicho sea de paso, hay comida para humanos que le hace daño a los perros.

Consejo

No darle, o dejar de dar, comida a tu perro cada vez que comas. Adicional, si le das comida que sea especial para perros, y hazlo en un momento anterior o posterior de que comas, y hacerlo lejos del lugar donde vayas a comer. Si estabas en el comedor, darle una galleta en otro lado.

Razones

  • El perro siente que manda, y tu, desafortunada mente, le obedeces
  • No te respeta a ti, tu espacio, ni tu comida
  • No puedes comer con tranquilidad, ni cualquier otra persona que esté contigo
  • Te brinca encima, te ladra y estará pendiente de todo lo que hagas
  • En el momento que te descuides, te robará la comida

12. Si tienes un cachorro y tienes que dejarlo solo en casa, o no puedes estar pendiente de el, debes mantenerlo en un corral

Situación

Debes dejar a tu cachorro solo porque no puedes llevarlo y optas por dejarlo suelto con algunos juguetes, quizás agua y con comida. Cuando llegas encuentras hecho todo un desastre: comida y agua regada, orines por todos lados, señales en muebles y alfombras que tu perro mordió, inclusive zapatos y hasta esquinas de la paredes. Dejarlo suelto, siendo tan pequeño y sin aprender todavía nada, sería como dejar un niño pequeño sin un adulto. La otra situación es que estés trabajando o haciendo cualquier otra cosa y no le prestes atención a tu cachorro, también te hará daños, y puede que sea peor porque tendrá acceso a toda la casa.

Consejo

Debes conseguir un corral, como con los bebés, pero mucho más sencillo y en metal. Vienen de diferentes formas y tamaños, y son en metal, aunque algo costosos. La otra opción son unas puertas especiales para perros, pero para ello tu casa, o apartamento, debería tener un corredor o un lugar donde poder ponerlas.

Razones

  • El cachorro, por la edad y las ganas de explorar su entorno, tendrá libre acceso a todo y hará muchos daños
  • Puede comerse lo que no debe y terminar en el veterinario

13. ¿Tu perro ladra mucho? No le pongas atención, no le des nada, ni lo premies

Situación

Tu perro puede ladrar en diversas situaciones, lo que es normal, y en parte dependerá de la raza, pero en otras, si tu perro ladra cada vez que quiere algo, sea que le pongas atención, que le des un juguete, comida, que lo alces, etcétera, y tu lo haces, le crearás ese hábito molesto de ladrar por todo. Por supuesto, entre más grande sea el perro ladrará con más ganas. Hay otro factor. Si tienes encerrado a tu perro por la razón que sea, este empieza a ladrar y lo dejas salir, entenderá que para salir tiene que ladrar.

Consejo

Deja de ponerle atención o de darle algo cada vez que ladre. Espera un momento a que se calle y ahí si le das lo que él quiere. De esta manera le das a entender que obtendrá lo que quiere siempre y cuando esté callado. Igual aplica si está encerrado, cuando deje de hacerlo lo dejas salir.

Razones

  • Es bastante molesto que un perro ladre por todo
  • Puede molestar a los vecinos, estos se molestarán contigo y todo lo que esto conllevará
  • Se acostumbrará a ladrar cada vez que quiere algo

14. Cuando regañes o castigues a tu perro, debes verificar que las otras personas que estén contigo lo sepan

Situación

Si tu perro hizo algún daño o no te obedeció, y decides castigarle, puede que haya otras personas dentro de tu hogar que no lo sepan, les de pesar y lo consientan o hasta lo premien. Esto le creará confusión al perro, pero lo más posible es que no aprenda que lo que hizo estuvo mal.

Consejo

Debes informar a todas las personas que estén contigo que el perro está castigado y que no deben consentirlo ni premiarlo de ninguna manera. Y por el sentimiento de “pesar”, a futuro se convertirá en daños o que no te haga caso o te falte al respeto.

Razones

  • El perro no entenderá cuando está haciendo algo bueno o algo malo
  • Si hace algún daño no hará caso, o no le importará que lo regañes
  • El que lo consienta otra persona pese a estar regañado, solo refuerza el daño que hizo y seguirá igual

15. Si tu perro no come cuando debe, es porque sabe que tendrá la comida todo el día

Situación

En muchos casos, el perro no se come el concentrado cuando debe, descartando que sea por algún problema digestivo o de salud, es por pura maña. Esto se debe a que sabe que tendrá la comida todo el día, entonces no tiene afán. Otra razón es que sus dueños al ver que no come le dan galletas u otras cosas, reforzando este mal hábito. Y una última cosas que suelen hacer es comprarle cuanto concentrado u otro tipo de comida puedan, y posiblemente le guste al comienzo pero dejará de gustarle y de nuevo se repite el proceso.

Consejo

Si tu perro es cachorro, sabes que debes darle la comida 3 veces al día, y si es adulto, dos veces al día. Aclarado lo anterior, tan pronto sea su horario de comida le sirves. Si no empieza a comer inmediatamente le quitas el plato y esperas a la siguiente comida sin darle galletas ni nada. De nuevo, en la siguiente comida repites el procedimiento, y si no come, de nuevo hasta la siguiente. Es muy posible que a la tercera o cuarta vez se sienta obligado a comer, es puro instinto. Una vez empiece a comer te mantienes pendiente, y antes de que acabe le quitas la comida, haciendo que quede con ganas de más. En la siguiente comida lo haces de nuevo, no dejarlo terminar. En menos de una semana, a tu perro se le habrá quitado la mala costumbre de dejar comida en el plato y tu no tendrás que estar comprando concentrados.

Razones

  • Se convierte en un capricho más del perro, comer cuando quiere no cuando debe
  • Estarle comprando concentrados haber cual le gusta, pero como el problema no es la comida, será una historia sin fin
  • Darle galletas, huesos u otros tipo de comida porque no comió su comida, reforzando este mal hábito

16. No acostumbres a tu perro a subirse a los muebles si no quieres que después lo siga haciendo

Situación

Suele suceder que al llegar un nuevo perro a casa, más que todo si es cachorro, le permites todo y entre ello, subirse a los muebles. Otras veces son sus dueños quienes lo mal acostumbran subiendo ellos mismos a sillas, sofás, camas y cuanto mueble haya en la casa. Pronto aparecerán daños, cosas que estaban en el piso encima de los muebles, limpias o sucias, pelos (Cuando mudan son muchos más) y algunas veces llegan a orinarse. Otras veces, quienes visitan el hogar, terminan llenas de pelos porque el perro se sienta o acuesta en todos lados. Algunas personas permiten que su perro se acueste en su cama, y hasta “expertos” lo recomiendan, pero debes tener en cuenta que todos los perros se echan en el piso, sea en la casa como en la calle, sus patas no permanecen limpias, y unos botan mas pelo que otros, todo eso terminará en tu cama, donde te acuestas.

Consejo

No permitas que tu perro se adueñe de todos los muebles. Lo mejor que puedes hacer es comprarle su cama, o si quieres camas para perros para que este se eche allí. O también, puedes destinar un único mueble para que sea solo ese en el que se suba. Si ya es de los que se sube, bájalo, mantén sus juguetes en su cama o en el piso para que no tenga porque subirse. Adicional, puedes premiar con galletas cuando el esté en su cama. Y si te gusta dormir cerca de tu perro, puedes poner su cama en el piso, al lado de la tuya.

Razones

  • Muebles sucios, dañados, llenos de pelos y juguetes del perro
  • Cada vez que te sientes tú, alguien de tu familia o allegados, quedarán llenos de pelos
  • Cuando hayan visitas, o tu misma, y estés sentada, el perro no tendrá ningún inconveniente en subirse encima no solo del mueble sino de la gente
  • En la cama, aparte de lo anteriormente nombrado, se puede orinar y, o, defecar

17. Cuidado con jugar brusco con tu perro, puede producir fuertes mordidas en las manos, arañazos y dañar la ropa

Situación

Jugar brusco es algo que suelen hacer más los hombres que las mujeres y te podrás dar cuenta que a la mayoría de los perros les gusta, sobre todo si son cachorros. Los problemas que puede traer son varios. Por ejemplo, al jugar directamente con las manos con su hocico, sin juguete de por medio, le enseñará al perro a morder las manos, y en la medida que crezca lo hará más, produciendo cortadas y moretones por los colmillos, y dependiendo de la raza y edad del perro, pues ser mucho más fuerte y sacar sangre. Otra manera de jugar es empujándolo, que para el caso de perros grandes se acostumbren a hacerlo también, empujando personas al piso cada vez que quieran jugar o estén emocionados. Jugar con la ropa, a tirar de ella, es otra manera de enseñar al perro a volverse dañino y muy posiblemente muerda o rasgue tu ropa o de quienes viven y visitan tu hogar.

Consejo

Juega con tu perro utilizando juguetes de por medio, de manera que se acostumbrara a ellos, a morderlos o tirar de estos, si es el caso, pero no te morderá las manos ni la ropa. En el caso que estés jugando y tu perro empiece a morderte las manos o la ropa, acabas el juego y lo dejas solo, de esta manera le das a entender que no estás de acuerdo con ese comportamiento. Esperas un momento y de nuevo juegas. Lo repites cuantas veces sea necesario. Respecto a empujar, es mejor que no le juegues, o jueguen así, sobre todo en perros grandes. Hay maneras más provechosas de hacerlo.

Razones

  • Se acostumbrara a morderte las manos la manos, no solo a ti sino a cualquier persona que quiera jugar con este, o si se emociona también, lo que puede producir heridas, moretones y rasguños. Y en perros que van a ser grandes o los que tienen mordida fuerte, sería peor todavía
  • Enseñarle a jugar a empujar, sobre todo en perros grandes, hará que estos lo hagan contigo o con cualquier otra persona, lo que puede ocasionar desde caídas y accidentes graves, por ejemplo que lo haga al lado de una escalera
  • Jugarle con una prenda de ropa, o juguetes no aptos para perros o que se asemejen a ropa, hará que el asocie eso con cualquier prenda y cada vez que la encuentre la rompa. También, cuando llegue alguien y este se emocione, puede morder la ropa y empezar a tirar de ella hasta rasgarla

18. Los consejos debes aplicarlos tanto en el hogar como en la calle

Situación

No te ha pasado que tu perro se comporta de una manera en la casa y de otra en la calle? Esto es porque eres con el de una manera en tu casa y de otra fuera de esta, así que tu misma creas esa diferencia. Si a eso le sumamos que fuera del hogar hay muchos más distractores (Otras personas, perros, gatos, pájaros, ruidos, etc), vas a tener un perro muy disperso que poco o nada se acordará de ti.

Consejo

Tanto los consejos que has recibido aquí, cómo todo lo que aprendas de adiestramiento canino, debes practicarlo en tu hogar (En diferentes lugares como sala, comedor, cocina, alcobas, etc) y también fuera de este, como puede ser un parque y a donde suelas llevarlo. En algunos casos, tendrás que trabajar más fuera que dentro de la casa. Esto es porque afuera no es un espacio que puedas controlar, así que requerirá de mayor atención tuya y la de tu perro, por tanto, te llevará más tiempo y tendrás que reforzarlo mejor.

Razones

  • Tu perro puede asociar que en tu casa, o apartamento, y en determinado lugar puede ser la sala, se comportará como tu quieres, pero en otros lugares no
  • Si practicas solo en la sala, puede que tu perro solo te obedezca en ese lugar
  • Afuera de tu casa, no has acostumbrado a tu perro a hacer ejercicios de adiestramiento, entonces entenderá que solo aplica para la casa, no para la calle
  • En la calle hay muchos distractores y no es un espacio que podamos controlar, por tanto practicar más lo que sabemos y lo que vayamos aprendiendo

19. Evita comprar o utilizar collares extensibles, solo sirven para enseñarle a tu perro a tirar de la correa

Situación

Entre los principales problemas que tienen los dueños de perros es lo que tiene que ver con que sus perros tiran de la correa. Donde quiera que vayan el perro no para de jalar, y no es lo mismo lo que jala un Yorkie que jala un Golden Retriver. Además de ser molesto, de ser el perro el que pasee a su dueño y no al revés, en razas medianas y grandes puede causar problemas a sus dueños o a quien los saque a pasear, desde lesiones de muñeca, codos y hombros, o llegar a arrastrarlos. Para los perros que tienen mucha fuerza, con el tiempo el material va cediendo y puede llegar a romperse, o también, el botón que controla la longitud, que no es infalible, se puede dañar, lo que puede terminar mal en el caso que tu perro no se lleve con otro o que vayas a pasar la calle.

Consejo

Utilizar una correa fija, sea que la uses con un collar o con un arnés. Esto le dará a tu perro que tiene un límite y evitará posibles accidentes por daño del botón que regula la longitud o que se pueda romper.

Razones

  • El perro aprende a jalar permanentemente debido a que la correa extensible cede sin parar
  • Puede dañarse el botón que limita la extensión de la correa ocasionando diversos problemas o accidentes
  • De tanto jalar puede causar molestias temporales o permanentes en las muñecas, codos y hombros de las personas que sacan a pasear al perro

20. Debes esperar a que tu perro se calme antes de sacarlo a pasear

Situación

Llega el momento de salir con tu perro, así que vas a buscar el collar, la correa y las bolsas, y tu perro al ver eso sabe que lo van a sacar, entonces empieza a ponerse muy ansioso, puede empezar a dar vueltas, moverse de un lado para otro, ladrar, mover la cola, correr, entre otras cosas. Ahora lo complicado es ponerle el collar y la correa porque no se está quieto, antes parece ponerse más ansioso. Luego de terminar de alistar el perro, más que sacar el perro, este te saca a ti porque empieza a jalar apenas abres la puerta de la casa.

Consejo

Si tienes un cachorro, no lo mal acostumbres a volverse ansioso antes de salir, lo que quiere decir que no hagas las cosas a las carreras, sino con tiempo. También ten en cuenta los horarios, así que si sabes que a las 6:30 de la tarde es la hora de salida, sácale a esa hora o antes. También influye que algunos dueños se les hace tarde, así que el perro tiene necesidades y obviamente no va a caminar despacio, tiene afán. Para los perros adultos tienes que esperar a que se calme, aunque esto implique tiempo, así que debes procurar hacerlo minutos antes de lo acostumbrado. Existen diferentes ejercicios para reducir la ansiedad que pueden ser vistos en las clases de adiestramiento canino.

Razones

  • Tu perro puede empezar a jalar la correa aún sin haber salido de casa
  • El perro sale muy ansioso y con energía que dificilmente podrás controlar
  • Cada vez que vayan a salir, sin importar si es solo un momento, se comportará igual
  • Al ponerle el collar o arnés, al no estar calmado, reforzarás la mala conducta

Conclusiones sobre el adiestramiento canino

  • No esperes a que tu perro haga más daños, o te cause dolores de cabeza, para conseguir ayuda
    Si tienes un cachorro, o un perro adulto, y por más que intentas no logras educarlo, es mejor que hagas la inversión a tiempo, seguro será menor que todo los daños que puede llegar a hacer
  • El tema del adiestramiento no es solo cuestión del adiestrador y de tu perro
    Si no aprendes, no sabrás qué hacer cuando se acaben las clases. Pregúntale a quienes han pagado adiestramiento y no se han preocupado por aprender, haber que tal se comporta su perro luego de dejar de pagar al adiestrador
  • Si no quieres determinado comportamiento de tu perro, no se lo refuerces
    No ponerle atención, no darle comida, no consentirlo, ignorarlo totalmente
  • Debes ser paciente y constante
    Sin importar que tengas el perro de la raza más inteligente, con registro y del mejor criadero, no aprenderá de un día para otro, es un proceso y tu debes comprometerte para ello
  • No mal acostumbres a tu perro a algo que sabes que está mal hecho
    Con el tiempo tendrás que corregirlo, y si no puedes, tendrás que pagarle a alguien para que lo haga
  • El adiestramiento debe ser en positivo
    Tu perro debe respetarte, no sentirse temeroso, por tal motivo las técnicas a usar no deben tener daño físico ni emocional
  • Si deseas mejorar aún mas el comportamiento de tu perro, recuerda que tenemos un programa de adiestramiento canino que tu también puedes aprender y poner en práctica
Adiestrador Canino

Autor Adiestrador Canino

Adiestrador Canino, con mas de 4 años de experiencia en obediencia básica y avanzada. He practicado y competido en diferentes deportes caninos cómo agility y, actualmente, disc dog. Ofrezco mis conocimientos para ayudar a las personas que deseen educar sus perros por medio de técnicas de adiestramiento en positivo, y como resultado, fortalecerán el vínculo afectivo, mejorarán la convivencia y la obediencia de su mascota.

Más publicaciones de Adiestrador Canino

Escribe tu Comentario

Pin It on Pinterest

Compartir

¿Te gusta?

¡Comparte esta publicación!

¿Te gusta?

¡Comparte esta página!