Seleccionar página
Inicio » Comportamiento » Etología Canina

Antes de hablar de etología canina (Psicología canina), miremos cual es el significado de etología. La etología (Rama de la biología) es el estudio del comportamiento de las distintas especies animales en su medio natural o en cautiverio, con el interés de enfocarse en sus conductas instintivas.

Adicionalmente, la etología tiene dos objetivos. El primero es describir el comportamiento de los animales (Qué hacen). Segundo, explicar el comportamiento de los animales (Por qué lo hacen). Esto se hace por medio de la observación y registro por parte de los especialistas en el tema (Etólogos).

¿Qué es un etólogo? Es un profesional (Psicólogo de perros), sea veterinario, zootecnista o psicólogo, que ha hecho estudios de postgrado o maestría en etología, y cuenta con años de experiencia, puede estudiar y entender el comportamiento, la comunicación y las necesidades de los animales a tratar. Se incluyen también causas de origen orgánico que pueden repercutir en el comportamiento del animal.

Entendido lo anterior, la etología canina se especializa en la prevención, diagnóstico y tratamiento de problemas de comportamiento en los perros que resultan molestas, o peligrosas para otros canes, gatos, otros animales y/o personas. También pueden causar una lesión o enfermedad en el animal que las padece. El problema que más suele presentarse está la conducta agresiva, seguido está hacer las necesidades en lugares inapropiados, ladrido excesivo o auto mutilación. Lo anterior puede ser el resultado de una enfermedad, traumas y/o  una mala educación desde cachorro.

El tratamiento se facilita y es más eficaz cuando se identifica el inconveniente (Agresividad canina es el más común) y se trata pronto con el especialista en etología. La forma en que el etólogo procederá con el tratamiento y el tiempo que esto tome, dependerá del diagnóstico, nivel de complejidad y si requiere tratamiento veterinario adicional.

¿Qué es un etólogo y cómo me puede ayudar?

Cómo te ayuda un etólogo

El etólogo tiene el conocimiento en psicología animal para ayudar a tu perro a solucionar los conflictos que tenga con su entorno.

Los problemas de comportamiento que más se presentan, en su mayoría, son el producto de una mala educación desde cachorro, lo que con el tiempo produce graves problemas de conducta en el perro adulto, y además, su dueño no sabrá diagnosticar, manejar y corregir.

Los etólogos son capaces de decirte las posibles causas, el diagnóstico y el tratamiento que requiere tu mascota. Su servicio es presencial, sea que tu lleves a tu perro a su consultorio, o que el servicio de etología canina sea a domicilio.

Diferencias entre Adiestrador Canino y Etología Canina

El adiestrador debe entrenar al perro (Cachorro o adulto) y guiar a su propietario en todo el proceso de educación, para ello le enseñará las órdenes de obediencia que mas utilizará a diario: venir cuando lo llaman, sentarse, echarse, pararse, quedarse quieto, caminar junto, etc.

En el momento que el problema del perro sea de comportamiento, muy difícil de manejar (Agresiones, ansiedad excesiva o por separación, etc), lleve meses o años, y que el adiestrador no encuentre la forma de solucionarlo, debes acudir a un especialista en etología canina, quien te ayudará a solucionarlo.

Es importante recalcar que el etólogo va a trabajar problemas puntuales de comportamiento del animal, por tanto, su trabajo no es enseñar órdenes o comandos, para eso están los adiestradores.

Problemas que puede tratar la Etología Canina

La etología soluciona problemas de agresividad

La agresión canina puede originarse en la mala educación, poca socialización y el desconocimiento de todas sus necesidades.

En el siguiente listado encontrarás problemas de conducta mas habituales que podrás ver y que deben ser tratados por un etólogo.

  • Agresión: Ataques a otros perros, gatos, otras mascotas, personas y hasta sus dueños.
  • Estereotipias: Acciones repetitivas que un perro lleva a cabo sin un fin determinado, por ejemplo, dar vueltas sobre si mismo sin parar, ladridos o balanceos.
  • Ansiedad por separación: No pueden permanecer solos porqué hacen daños, ladran todo el día, hacen sus necesidades y hasta se enferman
  • Celosos en extremo: Irritabilidad, apatía, cambio de ánimo, actitudes posesivas y ansiedad en exceso
  • Coprofagia: El perro se come sus propias heces
  • Mala socialización: No se relacionan adecuadamente con su entorno, con otras personas, canes, gatos y otras mascotas
  • Miedo excesivo: Temor a personas, mascota, objetos y/o ruidos.
  • Posesivo: Presentan alguna agresión cuando se acercan a objetos , juguetes o comida que esté en su poder

Etólogos caninos más recomendados en Bogotá

Los siguientes etólogos aparecerán en orden alfabético:

¿Necesitas ayuda con tu perro?

Te ofrecemos clases a domicilio de adiestramiento canino en Bogotá. ¡Anímate!

Me interesa

Pin It on Pinterest

Compartir

¿Te gusta?

¡Comparte esta publicación!

¿Te gusta?

¡Comparte esta página!